Las casas como las personas, tenemos una energía propia, esta energía se contagia tanto de todo lo bueno como de lo malo que se produce en ella. 


En lugares donde se han vivido muertes, depresiones, peleas continuas, situaciones dolorosas y llenas de sufrimiento sea por cual fuere la causa o que se les ha enviado algún trabajo de magia negativa, todo  esto va dejando un lastre de energético que afecta a quienes allí viven.

En estos espacios, la energía se vuelve densa y nos impide que fluya nuestra vida correctamente, todo son impedimentos y tropiezos, nuestra salud se resiente, también nuestra economía, con problemas para dormir y descansar.


Con una limpieza energética del lugar todo fluye correctamente, mejorando todos los aspectos de vuestras vidas y vuestro descanso volverá a la normalidad. Si hubieran seres desencarnados u oscuros se les regresara a su lugar de origen.

Si se trata de un negocio, también afecta al buen funcionamiento del mismo y por supuesto a su economía.
Al restaurar su energía, todo fluirá correctamente y volverá a tener la fluidez de trabajo correcta.

 

Para comprarlo, Pulsar Aquí…

DEL 1 AL 31 DE AGOSTO